Saltar al contenido

CD Review | Quest for Hope, Triboulet

Escrita por: Christian Ramírez Grandón

Triboulet, banda chilena de metal melódico, formada en el año 2012. Hasta la fecha cuentan con un EP y dos largas duraciones, por lo que en esta oportunidad te dejamos con la review de su última placa, titulada Quest for Hope siendo publicada el 8 de diciembre del año 2018.

Earthlings: Instrumental.

New Orizon: Esa comunión entre bajo; América Paz, guitarra; Benjamín Bello y teclado; Nicolás Sáez, nos ofrece la atmósfera exacta para que la voz de Paulo Domic, nos introduzca de lleno a un track, que, si bien no es de mucho power, tiene lo que falta en muchos otros géneros; armonía y melodías que te invitan a imaginar lugares. Después de un buen riff, se viene el solo de Benjamín, sobrio, breve, y limpio. Lo sigue una exquisita escala en teclado, perfectamente ejecutada. El coro de la canción será muy fácil de recordar. Creo que fue muy bien seleccionado para abrir los fuegos de este viaje musical.

Hope: Guitarra octavada para comenzar, y batería; Miguel Quiroga, sincopada. El riff antes de la voz, me hizo recordar algo a Helloween, pero todo bien. Se nota el trabajo, para que el bajo y el teclado no pierdan protagonismo. Reitero, que a medida que voy avanzando, me adentro en ese “Nuevo Horizonte”, que proponen. La guitarra en esta entrega, tuvo mucho protagonismo.

Outlaws: Siento remembranzas de John Lord y Rick Wakeman. Me gusta ese sonido ochentero. Melancolía se esparce en el aire, muy bien incorporada la segunda voz, en general, Pablo se acopla muy bien a lo que pretende la banda, sin grandes proezas vocales.

The Awekening: Comienzo nuevamente sincopado, la voz en las primeras líneas, me hizo recordar a Jimi Jamison, vocal de Survivor, pero de a poco tomó identidad propia. Una canción con riff muy apretados, al estilo Tool.
Luego unas excelentes escalas y se siente un soberbio solo en guitarra, y en el final una delicatessen en el bajo.

Nowhere to Nowhere: Un piano, que siempre se agradece. Un tema suave, pero no es balada. Un track que a pesar de durar 3:58 minutos, lo sentí corto, pero tiene mucho enganche.

The Day in The Earth Stood Still: Y llegó el momento veloz, la batería en unión con el teclado logran un buen comienzo. Aquí se deja sentir el estilo propio. Guitarra con mucho chorus e interesantes quiebres de ritmos, logran mantener mi atención en los casi 6 minutos. Me gusta mucho el juego con las segundas voces.

Ignorance Is Bliss: Muy bien interpretada la guitarra. Una voz “desgarrada”, entregando todo, además se deja oír el bajo en distintos pasajes y el frontman muestra por primera vez unos tonos muy altos, demostrando versatilidad. Excelente canción que fue prendiendo con el pasar de los minutos.

White Canvas: Siento alto nivel energético, mezclado con melodía enigmática. Me sigue agradando, que el bajo tenga su lugar, América, es una excelente intérprete, por lo demás. Un track bien aguerrido, muy bien matizado en todas sus líneas.

To the End: Muy en la onda de la canción anterior, con la diferencia, que hay una interesante entrada del teclado que me sonó como un tritono. Luego una guitarra “abre” la melodía y se escuchan voces haciendo contraposición. Este track me gustó mucho. Recomiendo ponerle oreja.

Last Goodbye: Derechamente una power ballad. Un oasis entre tanto quiebre de tiempos en el disco. Es rescatable que se le otorgue energía, a pesar de que es balada.

Disclosure: Me imagino una cajita de música en el comienzo. Esos bellos recuerdos del Them de King Diamond. Muy bien entonada, riffs entrecortados, batería que da ese background necesario. Durante todo el disco me sitúe en los ’80. Muy buenas escalas quebrando la lógica, acelerando el tempo, interesante entrega de principio a fin. Para mí este debería ser el segundo single después de New Orizon, pero dura casi 10 minutos. Según mi opinión, el mejor track del disco.

En resumen, me gustó mucho el LP. Tiene muchos matices, mucha montaña rusa en la composición. El vocal encaja exacto en este género musical. La bajista se deja sentir y eso es súper importante. La guitarra es más líder que nunca en muchos pasajes, y la batería es el sostenedor de los constantes ir y venir de notas que cambian de tiempo. Un disco que recomiendo a ojos cerrados, pero consejo: a oírlo con intención, no se arrepentirán.

𝕭𝖊𝖙𝖍 𝕾𝖆𝖇𝖇𝖆𝖙𝖍 Ver todo

Amante de la fotografia y fundadora de Into the Rock
Facebook: 𝗕𝗲𝘁𝗵 𝗦𝗮𝗯𝗯𝗮𝘁𝗵 - 𝗙𝗼𝘁𝗼𝗴𝗿𝗮𝗳𝗶𝗮
Instagram: @𝗯𝗲𝘁𝗵.𝘀𝗮𝗯𝗯𝗮𝘁𝗵
Fundadora de 𝗜𝗻𝘁𝗼 𝗧𝗵𝗲 𝗥𝗼𝗰𝗸

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: