Saltar al contenido

Review | Battlerage en Bar de René: Irreverentes y fieles al Heavy Metal

Faltaban ya pocos minutos para que llegara la medianoche y dentro de Bar de René pasaba lo acostumbrado: varios compartían una cerveza con rock de fondo. Aunque la noche del 4 de julio era fría, los ánimos alentaban a efervescencia. La banda nacional de heavy metal Battlerage estaba a punto de comenzar su show. 

Los encargados de abrir la jornada fueron los exponentes del rock chileno Del Carmen, quienes con su propuesta fresca y elegante batieron los ánimos de los asistentes con canciones de su placa “Estrellas de Fuego”. La elegida para comenzar fue “Silverado”, donde la gente comenzó a llenar los espacios entre gritos y euforia.

Fotografía: Nicolás Soto

Entre sombreros estrafalarios e impecable melodía, siguieron su paso por el escenario junto a “Estallar”, para luego entonar “Sé que no me oyes”, seguido de “Tizona”, donde mostraron su peak de energía. Agradecieron al público, recibiendo aplausos y gritos de vuelta. La guitarra se lució entre sus colores y los demás.

“Maipo” mostró el lado más pesado de la banda y tras su interpretación volvieron a dar las gracias. A pesar de que anunciaron que se despedían con “Máximo”, se despidieron con “Fe”. La batería emitió toda la energía que faltaba para coronar el show, que resultó compacto y fluido. 

Tras una larga pausa, era el turno de Battlerage, quienes sin preámbulos, ni esperando que el público se reincorporara comenzaron su show. Fieles a su género, fueron desafiantes e insolentes, pero llenos de poder. 

Entonaron “Wine Of The Wicked” y “The Devil’s Wings Brings Fire From Hell” sin pausas, para después saludar a los presentes y presentar a los músicos. Ya para “Inmortal Sin”, el recinto comienza a copar su capacidad y todos mueven sus cabeza al ritmo. Esto ya toma forma para desatar una fiesta.

Fotografía: Nicolás Soto

Siguieron con “Hide from yourself”, “Metal Slaughter” y “Heavy metal axe” donde su sonido sólido y preciso comprueba su metal directo. Entre canciones aprovecharon de bromear y conversar con el público. Incluso dieron regalos, como un tazón. 

La voz potente y guitarras pesadas siguieron en lo suyo junto a “Placer Infernal”, single de su último disco donde coquetean con el blues y el rock and roll más clásico. Pasaron por “Die By The Power of the Axe” con las mismas ganas.

En “Warlock’s Epitaph” se desató la locura y espíritu propio del heavy metal. El vocalista Fox subió a los hombros de uno de los asistentes y de forma irreverente se paseó por el escenario, en medio del público, incluso enredando los cables del micrófono entre todos y lanzando cerveza desde el cacho en que bebía. Una sesión de locura sin fin.

Fotografía: Nicolás Soto

Ya después de eso no había cómo bajar la efervescencia y el desparpajo, llenando de bromas y cantos exóticos el lugar. Dieron fin a su presentación entre “The Nameless One”, “Dreams in Darkness” y “Fortunate Son”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: