Saltar al contenido

Review | El día internacional del blues

Saludos, improvisaciones, tap jazz, mucho jam y por sobre todo: Blues. Absolutamente nada faltó para conmemorar el festejo internacional de éste genero.

Durante dos meses he presenciado las réplicas que dieron como resultado el terremoto que sacudió el barrio bellavista este sábado. Con epicentro en el Exit Music Bar, se festejó la fiesta internacional del Blues, y es que el tiempo en que he reporteado la escena blusera, que me llevó por el ciclo acústico de “Blues & Hemp” en el bar cañamero, hasta las presentaciones de Cochayuyo y Zapatillas Social Blues, todo este acervo parece haber sido un aperitivo para lo que sucedió el fin de semana pasado.

Con total preparación, el trabajo conjunto que realizo Club de Blues Local y Vudú Medios, dio como resultado una fiesta total para rememorar uno de los géneros que más ha enriquecido la música. La celebración trajo una cartelera de bandas que tuvo la delicadeza de pasar por todo lo que se le pide a una conmemoración; Lo más nuevo de la escena con Cochayuyo; la experiencia de Bluseros Muertos; para culminar con la trayectoria de Hernan Tamanini.

La fiesta comenzó a las 22:00hrs con la conducción de Matias Rengifo (Director de Club de Blues Local) y la ‘Capitana Blues‘ (Miriam Diaz, Productora de Vudú), comenzando con un prologo que nos habló del camino recorrido para llegar a este especial día, introduciendo una breve historia del blues y contándonos lo que se daría durante la noche. Los encargados de abrir el show fue Cochayuyo, la prominente banda contó con la colaboración de un gran exponente como es Gatillo Gerard en la batería, quien a lo largo de la noche demostraría sus multifacéticas funciones como un blues man.

Fotografía: Carlos Ramírez

En medio de una aparente niebla, en la oscuridad de un escenario, el ambiente comienza a tener un aire sombrío, como si estuviéramos al interior de una cueva, de pronto se hacen presentes unos brujos en el escenario, la antesala para lo que será; “El Invuche”. El infame ser, se encarga con todo el poder del rock, procurar mediante acordes defender los secretos de estos hechiceros en el escenario. Para continuar el fúnebre ambiente, con lóbrego interludio de alguna forma nos tentamos a poseer un deseo de la “Flor de la Higuera”. En una melódica tonada lúgubre, Cochayuyo nos va sumergiendo en esta historia, que Felipe Aravena con elocuentes ademanes de dolor toca las notas de su bajo, como si se estuviese siendo lastimando por ngillüm, el pájaro que custodia la higuera. Luego de esta introductoria mirada a la mitología, el grupo nos da un paso por las distintas historias que su repertorio cuenta; “La Rubia de Kennedy”, “Cochayuyo Blues” y “El Carnicero del Barrio”, canciones que encienden al público y hace responder mediante las palmas guiadas por su frontman.

Fotografía: Carlos Ramírez

Llegando al término de su presentación, se entonan: “El viejo del Saco” y “El Ermitaño”, derrochando blues, Conchayuyo nos demuestra el gran dominio que han construido a base de practica y esfuerzo, que lleva a concluir su show con “Don Melchor”, canción que sin duda termina por consolidar la propuesta del grupo, y es que el gran mérito de la banda, es la fusión de estilos que naturalmente se da frente al escenario, mezclando blues, rock and roll y hasta funk.

El conjunto deja una imagen impecable a pesar de no llevar tanto tiempo en la escena, destacando la sintonía musical que existe entre sus integrantes; Pelao Alonso quien improvisa un slide con su shop de cerveza, mientras que Felipe Aravena comienza a jugar con los efectos de la pedalera. Este manejo no es de extrañar, sabiendo que atrás están escoltados por un gran exponente de la escena como es Gatillo Gerard, quien siendo un apoyo para todo aquel que lo requiere, con su particular carisma y humildad, él se encarga incluso de realizar su característico monologo mediante la percusión, realizando las dinámicas que lo caracterizan, llegando al público a compartir su canto mediante sus manos. Es así como vemos que el original cantante poco a poco va falleciendo para dejar la batería y el mundo de los vivos, entregándose al show como un adolecente más.

Fotografía: Carlos Ramírez

Para entrar a la segunda patita del show, comienza a hablarnos una voz en una base melódica angelical, que no se identifica en el público, como si fuese la omnipotencia de Dios; En un ambiente celestial, camisa en blanco aparece Gatillo Gerard como un ángel enviado del cielo, para uno a uno ir presentando a sus compañeros y dar comienzo al show de los Bluseros Muertos.

Entre acordes esperanzadores, se levantan los muertos y la banda comienza a agradecer a cada uno y motivar al más moribundo asistente. Entre palmas, gritos y sentimientos, se hacen presentes los cómplices del grupo, que por 25 años han seguido las aventuras de este cuarteto. Una vez dada la partida, se comienza el suceso con “Hablame Ahora”, sencillo que nos hace vociferar y aullar, con las pretensiones del incansable vocalista, que como si tuviera las baterías aun cargadas, hace cantar a toda voz su coro, que se extiende más allá de la calle pio nono.

Fotografía: Carlos Ramírez

El show continua y ascendemos a “Las Paredes De Dios”, un sencillo clásico del grupo, que a más de alguno hizo saltar y efervescer el Exit Music Bar, que a estas alturas, saturado de una gran calidad musical, aun podía aguantar la energía que emitía esta banda, aunque ésto cada vez se ponía duda, más cuando suena “Esto es sanidad”, y es que como un gurú, Gatillo Gerard nos guía por su religión llamada blues, manifestando que en momentos adversos es donde el género más toma la forma de una mano amiga para levantarte.

Siguiendo su prédica, el cantante con fría seriedad nos dice “Ojo con el asesino de tu lenguaje”, una frase que dicta mucho de lo que se vive en la ansiedad de cada mañana al despertar y en la noche antes de dormir. Frases como “¿Por qué a mí?”, “¿Qué hice para merecer esta vida?”, “He sido un estúpido”, son dilucidadas en “Soy mi propio asesino”, canción tan frontal que el mismo Gatillo alejado de su histriónica personalidad, solo dedica su tiempo a tocar y cantar; alucinante.

Fotografía: Carlos Ramírez

Ya llegando a mitad del show, dejamos a un lado las reflexiones y comenzamos a entrar a la dinámica que a la fallecida banda singulariza, “Oso” se hace sentir entre los congregados y da a lucir el talento del grupo, que uno a uno va diciendo presente; En un sólido solo de batería, el Señor Arenas muestra las credenciales que lo tienen cargando la percusión; Emilio Blank hace un sigiloso, pero primordial trabajo en el bajo, que acompaña perfectamente la armónica de Sergio Liberona. En medio de las improvisaciones, Gatillo invita una aparente fan al escenario a cantar el coro, para después dejarnos uno de los grandes regalos de la noche; un impecable baile de taps jazz, haciendo revivir aquella época donde los afroamericanos se juntaban en cantinas a disfrutar del buen blues.

Ya llegando al colofón del show, aterrizan dos dinámicas imprescindibles, comenzando por la “Inconclusa”, canción que la banda, se encarga de enseñar desde las primeras estrofas, hasta concluir con todo el bar cantando la Incon-Clu… yendo así al final de la canción. En el epilogo del show, Gatillo comienza a contarnos aquellas vergonzosas situaciones en que no queda más que cantar “Na, Na, Na … Oh, Oh, Oh”, al unísono absolutamente todo el bar se pone en pie para cantar la pegajosa tonada, olvidándose así de los problemas como un muerto, en manos del blues.

Fotografía: Carlos Ramírez

Como toda celebración internacional, la anfitriona Capitana Blues, comienza a mostrar distintos vídeos de todas partes del mundo, donde llegan saludos desde Brazil, España, Paraguay, entre otros paises. En este intermedio, también se presentan distintas actividades con motivo de celebrar esta gran fiesta, que cerraría con broche de oro con la irrupción trasandina; Hernan Tamanini.

Fotografía: Carlos Ramírez

Entre el pedido popular, comienza su show el autor de “Zurdo y Desprolijo” que, acompañado de los miembros de Club de Blues Local, sube al escenario a cantar “Soy hombre de blues”; con total dominio, Hernan nos muestra su evidente virtud en la guitarra derrochando jam y extendiéndose así hasta “Bombom” tonada apasionada que da el complemento perfecto para “No Hacerte Bien”.

Continuando su show, llega uno de sus grandes sencillos; “Platos Sucios” bien pegado a su autor, su melodía expresa hasta el sentimiento mismo del cantante. En medio de la canción, comienza una dinámica increíble; y es que el osado guitarrista baja del escenario, y pasa por cada asistente del bar repartiendo acordes, como si distribuyera blues, extendiéndose así hasta llegar hasta el más lejano al podio.

Fotografía: Carlos Ramírez

Posteriormente, el artista argentino procede a tocar distintos covers, pasando por “Despiertate Nena” de Spinetta hasta por la leyenda Pappo y su clásico “Ruta 66” interpretado por Ricardo Garcia Huidobro quien, a lo largo de la presentación, fue un perfecto añadido tocando la armónica. Continuando con su homenaje a Norberto Napolitano -Su gran influencia- Hernan se dio el lujo de regalarnos la inédita “Juntos a la Par” del fallecido astro argentino. Posteriormente se entona el gran éxito “Blues en la radio” que, en palabras del artista, a más de alguno dejara con una sordera, y es que el sencillo, es una respuesta a las emisoras radiales, quienes han coartado el rock y han dado espacios a pseudos géneros musicales como el reggaeton.

Para concluir su presentación y despedir este gran festejo, el solista nos da un regalo directamente de argentina, es así como suenan los acordes de la icónica “Quién se tomó todo el vino” de Jorge Cueto. Con gran alegría y mucho blues, se cierra esta jornada, que sin duda pasara por el recuerdo de todo aquel presente que degustó de la buena música aquel sábado en la noche.

Fotografía: Carlos Ramírez

Entradas que te podrían interesar:

Galería | La Gran Fiesta del Blues en Exit Music Bar
Review | Vestigios de Blues & Hemp
Review | Cochayuyo y la mitología criolla
Review | Zapatillas Social Blues en el Bar de la calle feliz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: