Saltar al contenido

Review | Festival Thrash Old True: Metal en su máxima expresión

El Festival reunió a Exodus, Hirax, At war y Sobernot ante una Blondie repleta.

A las 18:30 horas del pasado sábado, se abrieron las puertas para lo que prometía ser una jornada demoledora: el Festival ‘Thrash Old True’ reuniría a grandes bandas del thrash metal en un solo escenario, ubicado en el clásico recinto ‘Blondie’.

Los nacionales de Sobernot fueron los encargados de dar inicio a esta fiesta; con un show pactado para las 18:40 horas, pero que finalmente inició pasadas las 19:00 horas entre aplausos de quienes llegaron temprano al lugar.  Comenzaron su presentación con una intro, seguida de las canciones de su EP Aurt: ‘The Second Coming’, ‘Let Them Starve’, ‘Cold Bitch’ y ‘Dead Space’; todo con un público que apañó en todo momento.

Fotografía: Cristian Madariaga

La potencia de la banda estuvo presente a lo largo de todo el show y el gran desplante de César Vigouroux se compenetró con el sonido de la guitarra de Pablo La’Ronde, el bajo de Joaquín Quezada y el ritmo entregado por la batería de Piero Ramírez.

Después de agradecer a quienes llegaron temprano a Blondie, llegó el momento de presentar ‘Death by cunnilingus’, nuevo single de los nacionales que fue recibido de forma bastante positiva por el público y el show finalizó con un gran mosh pit a cargo de ‘Vermis’, sencillo perteneciente al álbum más reciente de Sobernot: Silent Conspiracy (2018).

Tras casi 20 minutos de break, At War ingresó al escenario a las 19:50 horas ante una Blondie que ya se encontraba casi en su tope máximo de capacidad. Canciones como ‘Conscientious Objector’, ‘Semper Fi’ e ‘Ilsa (She-wolf of the S.S.)’ fueron parte de la presentación de los estadounidenses, donde la potencia de la batería de Brian Williams, el desplante de Paul Arnolds y los grandes solos de guitarra de Shawn Helsel, se encargaron de mantener esta jornada a un nivel que no decayó en ninguna ocasión.

“Mucho gusto, Chile!” dijo Arnolds antes de seguir con ‘Dawn of Death’ y un mosh cada vez más consolidado. “At war, at war” gritaban los miles de fanáticos que llegaron al recinto antes de que la banda tocara ‘Creed of the sniper’ en compañía de quienes gritaban “one shot, one kill, one way” al unísono. Todo era descontrol y el headbang podía divisarse en todos los rincones del lugar; así se dio paso a ‘Rapechase’ y posterior a ésta, Paul dice que solo queda una canción más; culminando así esta presentación con ‘At war’, sin duda el punto más alto de un show que finalizó con una lluvia de uñetas por parte de la banda.

Llegaron las 20:45 horas y fue momento de que Hirax se tomara el escenario de Blondie, con una intro que dio paso inmediato a ‘Hellion Rising’ mientras Katon W. ingresaba a escena con un carisma notable, “Bienvenidos!” dijo ante un recinto que yacía en su capacidad máxima. Canciones como ‘Lightning Thunder’, ‘Tied to the Gallows Pole’ y ‘Black Smoke’ formaron parte de una de las presentaciones más devastadoras de la noche; donde fanáticos no paraban de subir al escenario con la ayuda de Katon, lo que demostró el gran nivel no solo de show, sino que también de humildad por parte de los estadounidenses.

Fotografía: Cristian Madariaga

“Olé, olé, Hirax, Hirax” cantaban los miles de fanáticos que disfrutaron de un mosh pit que no cesó en ningún momento. Así se llegó a ‘Hate, fear and power’, luego de que Hirax regalara sus cervezas a los sedientos asistentes de la velada. La cercanía de Katon, Mike Vega, Lance y Steve Harrison con el público, fue el punto más destacado –quizás- de todo el festival y la banda lo sabe, es por eso que prometieron volver a Santiago muy pronto. La presentación finalizó con ‘El diablo negro’ y ‘Bombs of Death’, dos de las más esperadas por un público que quedó con ganas de más porque lamentablemente, el tiempo siempre juega en contra.

Fotografía: Cristian Madariaga

A las 21:52 horas, por fin llegó el turno del plato principal: Exodus hacía su entrada con todo el descontrol que se vivía en aquel momento, junto con una lluvia de cerveza y hasta zapatillas. ‘Bonded by blood’ fue la encargada de iniciar la última presentación de una extensa jornada llena de Thrash Metal. Siguieron con ‘Exodus’ y el público no paró de cantar a coro cada palabra. “Levanten los putos cuernos en el aire”, dijo Steve “Zetro” Souza; orden que fue atendida por los miles de fans que levantaron sus manos haciendo la clásica señal de los cuernos.

‘Blood in, blood out’ llegó en compañía de pirotecnia; ya que en medio del público se encendió una bengala y tras continuar el show con ‘And Then There Were None’, Steve da una advertencia respecto a este tipo de objetos: “no queremos que nadie salga herido, pero lo que sí queremos, es ver ese gran mosh pit, tan típico de Santiago!”. Así siguieron canciones como ‘Iconoclasm’ y ‘Fabulous Disaster’ sin antes agradecer la presencia de Gary Holt, histórico guitarrista de la banda que se encontraba girando con Slayer. En aquel entonces, quienes repletaron Blondie comenzaron a cantar “Olé, olé, Gary, Gary” a modo de corroborar el nivel de importancia que tenía su presencia en esta gira de Exodus por Chile.

Fotografía: Cristian Madariaga

Otra de las esperadas fue ‘Body Harvest’, bautizada como “mierda antigua” por Souza. Todos cantaban al unísono hasta los solos, dentro de un mosh que se hacía cada vez más grande. “Queremos grabar nuestro DVD acá en Chile y esta, es la razón. Muchas gracias por seguirnos durante tantos años”, dice Steve en compañía de Holt, antes de seguir con la potencia de ‘Deathamphetamine’, donde destacó principalmente la batería de Tom Hunting.

Así el espectáculo continuó con ‘Blacklist’ cantada al unísono por una blondie repleta. “¿Quieren algo rápido? Los queremos disfrutando del mosh pit!”, fueron las palabras antes de interpretar ‘A Lesson in Violence’, seguida de las canciones ‘War is my Shepherd’ y ‘The toxic waltz’, cantada en compañía de Katon W. de Hirax, sin duda uno de los momentos más destacados de la presentación de Exodus, que finalizó su primera parte con ‘Strike of the beast’.

Tras bajar del escenario, el público comienza a llamarlos nuevamente y vuelven a los minutos anunciando que tocarán en Valparaíso, esperando ver a quienes repletaron Blondie, ahora en la quinta región. Así se dio paso al encore, con ‘Metal command’ y la euforia de quienes aún no se retiraban del lugar. Exodus procedía a despedirse nuevamente, cuando el público comenzó a pedir a gritos ‘Piranha’, por lo que no tuvieron más opción que tocarla para así, finalizar con broche de oro una jornada que duró alrededor de cuatro horas y media, donde el principal protagonista, fue el thrash metal.

Fotografía: Cristian Madariaga

Barbs Ver todo

Periodista de profesión y vocación. Amante de la música en vivo y en todos sus formatos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: