Saltar al contenido

Review | Stryper: Jesucristo escucha heavy metal

“Más él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.” Isaias 53:5

Durante mucho tiempo hay quienes se han encargado de encasillar el metal enmarcándolo con ciertas etiquetas que restringen y dan nacimiento a estereotipos que finalmente ponen cadenas al rock que, en su concepción vino a liberar al ser humano. Para la media de la gente el metalero es visto como una persona satánica o atea, ya sea por su vestimenta desprolija o sus poleras con calaveras, y es que es difícil ver un sujeto con una larga cabellera y vestido de negro hablando lo importante que es Jesucristo. A esta idea la misma iglesia (y religión) ha contribuido, a lo largo de la historia a dar fuerza a estos estándares, difamando ciertas bandas y a otras derechamente censurando, ya sea por la portada de un álbum o alguna letra alusiva supuestamente al diablo.

Si bien hay algunas bandas que abiertamente han declarado su ateísmo o satanismo, sin embargo ciertos grupos incluso han jugado con ciertos conceptos cristianos y han sido reprochadas por la iglesia, el caso más emblemático quizás es Black Sabbath, grupo que abiertamente ha declarado sus creencias ligadas a Dios. Y es que, en los valores cristianos obviamente una vida dionisia es vista como un pecado, pero es la misma biblia la que nos habla del libre albedrío, por lo tanto, ¿No estamos todos en nuestro derecho de vivir como uno estime conveniente?, claro alabando a Dios en el proceso, amando a tu prójimo y promoviendo la vida, como se pueden ver en las miles de letras en contra de la guerra.

Es así como los extremos y el fanatismo terminan por envilecer y proliferar estos estereotipos, que alejados del respeto por la libre expresión, se pierden en manos de aquellos superfluos predicadores del totalitarismo de sus interpretaciones. Para acallar a estos oradores, llega como un bálsamo Stryper, un estandarte para aquellos metaleros que quizás se han visto coartados en el género, y han estado contra corriente en este camino musical.

Stryper es una banda originada en California, y son abiertamente cristianos, no es necesario sobre analizar sus canciones, para darse cuenta en sus letras que son unos soldados de Dios, canciones como “Soldier Under Command” (Soldados bajo mando) o “In god we Trust” (Nosotros confiamos en Dios), son muestras claras de adonde apunta la banda.

Sus canciones alejadas a un prejuicio evangélico, como escuchar panderos o un coro angelical, poseen riff cargados al heavy metal e incluso al glam, a la larga se ve como un contraste de los mismos Motley Crüe, y es que entre gritarle al diablo (Shout at the Devil) y mandarlo al infierno (To hell with the devil) hay diferencias, pero musicalmente no te sentirías incómodo.

La influencia en Dios se ve hasta en el nombre que se le da a la banda “Stryper” que es un juego de palabras en inglés (La palabra “stripe” -Llaga-  fue convertida en “strype” -Raya-), sacadas de una versión de la Biblia del Rey Jacobo (Isaias 53;5). Esta misma definición da origen a su vestimenta a rayas amarillas, color que se identifica mucho en las comunidades cristianas. Se puede apreciar que no esconden su afición por cristo, pero tampoco se ha visto que busquen con esto imponer su postura a quienes no han sido convertidos, todo esto lo explica su vocalista Michael Sweet, quien muestra su evidente molestia por la etiqueta de “Metal Cristiano”:

“Es y no es así. De hecho, dedico un capítulo entero de mi libro a esa idea y es que no me siento identificado con el concepto de música cristiana, y me hace sentir un tanto incómodo también. Quiero decir que estamos convencidos y orgullosos de nuestra fe como ninguna otra banda que haya por ahí, pero no quiero que nos pongas la etiqueta cristiana al igual que no quiero que le pongas la satánica a otras. Al final esto es sólo metal, y no quiero que se meta a los grupos en cajas, incluido STRYPER. Nosotros estamos en nuestra propia caja y no somos una banda de rock cristiana sino una banda de rock formada por cristianos, que hay una gran diferencia.” .Extracto de una entrevista para Decibel Megazine.

Es posible dilucidar que no por ser cristiano o ateo, puedes quedar exento de escuchar Stryper, a más de alguno quizá le ha llegado su música de distinta forma y la interpretación queda a la visión de cada uno.

Stryper luego de una separación que duro alrededor de 10 años, regresó en 2003 con un álbum en vivo “7 Week: Live in America” y hoy con “God Damn Evil” –Irónicamente censurada por grupos crstianos- busca encantar a sus fanáticos, que este jueves tendrán la posibilidad de ver su show contando con todos sus éxitos en el Teatro Caupolican.

Cartelera | Horarios para regreso de Stryper al Teatro Caupolicán

Categorías

Review

Etiquetas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: